ERMITA DE NUESTRA SEÑORA DE LA PAZ
Principal Inicio 1693 Cofradía Libros de fábrica

 

LIBRO DE FÁBRICA DE NUESTRA SEÑORA DE LA PAZ QUE Y CON EL CONCEJO DE SOBREPEÑA COMO PATRÓN DE ELLA ESTE AÑO DE MIL SEISCIENTOS Y NOVENTA Y DOS 1692 (Hoja 1)

 

LIBRO NÚM. 1

 

PRIMER ASIENTO. Hoja 2.

En el lugar de Sobrepeña avanza cuatro días del mes de noviembre de este año de mil seiscientos y noventa y dos años estando en nuestro concejo todos los vecinos de este lugar como lo tenemos de uso y costumbre nos juntar para tratar cosas tocantes al servicio de Dios y bien y utilidad de dicho concejo y en especial para recibir cuentas a Martín Gómez regidor que es al presente de dicho lugar por haber entrado en su poder la renta que ha procedido de unas heredades que tiene la ermita para su fábrica en la forma y manera siguiente =

Cargo = 40 reales por la venta del trigo y de la cebada recolectada en las heredades de la ermita, y otros 45 de haber.

Descargo = 6 reales por limosnas para misas y 26 por un carro de tejas para retejar la ermita.

 

SEGUNDO ASIENTO

En el lugar de Sobrepeña a once días del mes de marzo de este año de mil seiscientos y noventa y tres años estando en nuestro concejo a campana tañida todos los vecinos de dicho lugar como lo tenemos de uso y costumbre de nos juntar para tratar cosas tocantes al servicio de Dios y bien y utilidad de este concejo y en especial para recibir cuentas a María Gómez vecina de dicho lugar mujer ermitaña de la Virgen de la Paz de las limosnas.

 

 

LIBRO NÚM. 2

 

PRIMER ASIENTO.

En el lugar de Sobrepeña a once días del mes de agosto de este año de mil setecientos y noventa y tres se juntaron con aviso al señor Don Ángel de Linares cura Beneficiado de este lugar, Juan González regidor actual y todos o la mayor parte de los vecinos que tiene este lugar para tratar y conferir cosas tocante al servicio de Dios nuestro Señor y en especial para tomar cuentas a Francisco de Linares como mayordomo que ha sido durante tres años de Nuestra Señora de la Paz y dicho mayordomo las ofrece da fiel y legalmente con cargo y data como sigue =

Cargos :

Venta de cuatro fanegas y media y un celemín y medio de trigo,y de tres fanegas y un celemín de cebada (1791).Los otros dos años, similar venta.

Limosnas de los días de la Cruz.

Lo que dieron los de Quintanilla (1791 y 1793). Lo que dieron los de Salazar (1792).

Descargos:

Pago por los aniversarios “al señor cura de este pueblo”, cada uno de los tres años. Pago al religioso por el sermón del día de la Cruz, 20 reales, cada uno de los tres años.

Cera, un carro de cal, retejo de la ermita por el apeo de las tierras de la ermita, y 5 reales que cobra el “visitador” del libro de cuentas.

  1. En el asiento siguiente, 10 de agosto de 1796, se registra un cargo (ingreso) de 100 reales que “dio el cabildo de la cofradía de nuestra señora la paz”.Y se anota un descargo de 814 reales que “que costó la obra de la ermita de nuestra señora la paz”, y otro de 170 reales por el enrejado, y 20 reales de “dorar la peana y otras cosas de nuestra señora”.También asiste el cura del pueblo.

    En el asiento de 1799, se apunta que se han hecho las cuentas con el maestro dorador, por el retablo, ya finalizado, ascendiendo el coste a 1359 reales de vellón.

    Francisco de Ángulo maestro dorador y pintor, recibió como coste de la Mesa del Altar, 390 reales de vellón, de mano de Juan González, vecino de Sobrepeña, el 24 de mayo de 1816.

    En los asientos siguientes, se constata que es el cura del pueblo, quien dirige la reunión.Ya no se anota gasto por los aniversarios, ni por sermón del día de la Cruz. Ahora, en la reunión de 1829 no está el cura; y el seis de julio de 1831, el visitador de la Vicaría del partido, el cura Beneficiado de Montija, en nombre de Arzobispo de Burgos, Don Joaquín López de Sicilia, escribe en el libro de cuentas. “No puede menos de prevenirse al concejo y vecinos de Sobrepeña que en lo sucesivo en la formación de estas cuentas, haya de intervenir el cura que es o fuere de este lugar poniéndose por juez de comisión en cabeza con la justicia y diputados, que para el efecto nombre ésta. Debiendo prevenirles como les previene deben efectuarlas de dos en dos años ...

    Comparando los dos libros de actas, el primero es ordenado, limpio, y se detalla todo. El segundo, desorganizado, lleno de borrajos, los asientos cada vez más breves,y entre reunión y reunión cada vez más años. Y la caligrafía, ortografía incluida, mucho mejor en el siglo XVIII que en el XIX.

 

ÚLTIMO ASIENTO (20 de septiembre de 1902).

Mariano López, vecino de Sobrepeña, mayordomo del Santuario de Nuestra Señora de la Paz, entre los años 1889 y 1901, ambos inclusive, anota unos ingresos de 795 pesetas, unos gastos de 293 pesetas, entregando bajo su responsabilidad, eso dice, la diferencia al cura del pueblo, firmando los dos.